Hero Image

Noticias

Sergio Gamboa: “Todos somos creativos, sólo necesitamos inspiración, orientación y ser conscientes de aquello”.

Con una visión integral sobre la creatividad y potentes idea fuerza finalizó la primera versión del curso Proceso Creativo: Metodología para llegar a una idea, impartido por Sergio Gamboa, publicista y director de la carrera de Publicidad UDD y Calú Sarroca, publicista, directora creativa Woment y docente de pre y post grado en nuestra Facultad.

De la mano de dos referentes en el área de la comunicación y creatividad, se llevó a cabo la primera versión del curso Proceso Creativo. La mirada complementaria en el liderazgo de Sergio Gamboa y Calú Sarroca fue clave para lograr potenciar y despertar la creatividad en cada uno de sus participantes. El objetivo de este curso es entregar a profesionales de distintas áreas, las herramientas y metodología de pensamiento productivo que les permite crear una Idea Fuerza con su respectiva bajada conceptual.

“Es fundamental considerar que un proceso creativo no necesariamente tiene una receta. Pero sin duda, cuando a los estudiantes se les entrega una herramienta de pensamiento productivo creativo, el proceso se hace más concreto y prevalece el foco de cara a una idea fuerza disruptiva final”, añade Sergio Gamboa.

Ideas creativas potentes como resultado en grupos multidisciplinarios

Los estudiantes del curso pertenecían a diferentes áreas y profesiones, lo que logró una riqueza en términos de aprendizaje e ideas fuerza, las que se vieron concretadas en las presentaciones del trabajo final.

“Dentro del curso se reunieron personas de distintas disciplinas y profesionales con ganas de aprender y dar soluciones únicas. Cada visión, desde su ángulo, aportó una mirada distinta, con perspectivas diferentes y aquí radica la riqueza del curso, ya que se abren posibilidades nunca antes vistas o pensadas”, sostuvo Calú Sarroca.

Sergio Gamboa, director de la carrera de publicidad UDD y ganador del premio Marketing Best en 2015, enfatizó en la importancia de tener un grupo multidisciplinario a la hora de abordar un proceso creativo. “Los resultados siempre irán más allá de lo lineal, porque no solo se cruzan conocimientos distintos, aptitudes y habilidades diversas, si no también experiencias impensadas de vida e incluso, diversidad cultural”.

Parte importante del proceso creativo y del curso como tal es la habilidad social, el trabajo de integración, la investigación y observación, el respeto por las ideas, pensamientos y descubrimiento. “Una vez que se aprende este proceso, puede ser aplicado en absolutamente todo, está todo finamente hilado para conducir a muy buenos hallazgos… ¡Es tan fácil hacer lo mismo y tan fácil hacer lo nuevo!”, señala Calú Sarroca.

La importancia de despertar tu “yo creativo”

El curso de Proceso Creativo es transversal, no hay profesión para las soluciones creativas, cualquier persona puede desarrollar su potencial creativo. Este programa se encargó de despertar y guiar a cada estudiante a encontrar su “yo creativo”, lo que siempre es sorprendente.

“Apelamos al consciente colectivo de que la etiqueta de “creativo” no es propiedad de nadie. Todos lo somos, pero necesitamos un proceso que nos haga conscientes de aquello, alguien que nos guíe, estimule e inspire. De eso se trata este curso, y es lo que hacemos constantemente en nuestras vidas; Desarrollar la actitud creativa puede alejarte incluso de las depresiones. Sólo le pedimos a los estudiantes que siempre prevalezca una actitud comprometida, humilde, trabajar en equipo y tener la voluntad de llegar a un resultado en conjunto”, afirma Sergio Gamboa.

Las herramientas que entrega el curso permiten que el estudiante pueda experimentar la transformación de lo racional, de lo correcto o lógico y traducirlo a emociones. “Este curso abre un espacio para la conexión y atención humana, agregando disrupción y una mirada diferente. Empujamos y desafiamos a ir siempre por más y mejor, ya que las nuevas ideas y la valentía de pensar, proponer y accionar es una constante en nuestra naturaleza y nos permite evolucionar”, agrega Calú.

“Finalmente, podrán cambiar los paradigmas sociales o medios de comunicación, pero siempre prevalecerá la capacidad creativa del ser humano. La creatividad es el habitáculo de la pasión y la pasión es el habitáculo del amor”, señala Sergio.

En el cierre del curso, se abrió un espacio de conversación y reflexión de lo aprendido, muchos de los participantes agradecieron la instancia y los aprendizajes obtenidos, los que ya han puesto en práctica día a día en sus respectivos trabajos.

Si estás interesado en recibir información respecto a las próximas versiones del curso Proceso Creativo: Metodología para llegar a una idea, escríbenos a [email protected]