Lab en Torres del Paine: alumnos de la Facultad de Comunicaciones trabajan en proyecto de inclusión universal

Profesores Felipe Arancibia y Pía Benoit hablan del proyecto de inclusión universal que realizaron alumnos de Periodismo, Publicidad y Arquitectura en Torres del Paine.

Iniciar el camino para alcanzar la inclusión universal en los parques nacionales de Chile es el ambicioso desafío del Lab que llevó a Torres del Paine a alumnos de las carreras de Periodismo y Publicidad de la Facultad de Comunicaciones, en conjunto con Arquitectura UDD.

El Lab titulado “Inclusión Universal para Parque Nacional Torres del Paine” y que se realizó durante cinco días en la Región de Magallanes, puso a prueba las ideas que los alumnos trabajaron en los últimos meses, gracias a las charlas que tuvieron con personas vinculadas a proyectos de inclusión, entre ellos, Tu Mejor Huella y CONAF.

Pía Benoit, profesora de Publicidad UDD que estuvo en terreno, habla del reto de para alcanzar la inclusión universal en los parques nacionales de Chile y explica que sin una observación real es imposible hacer un proyecto como este.

“Partimos a Torres del Paine a comprobar la hipótesis con la experimentación. Durante cinco días recorrimos la W y estuvimos en el Campamento Base, Los Cuernos, Paine Grande y Glaciar Grey. Fue una maravillosa experiencia con alumnos de 3 carreras diferentes, lo que no se notó, porque se acoplaron bien. Caminamos 70 kms y subimos un estimado a 681 pisos”, cuenta.

Otro de los profesores de nuestra facultad que viajó con los alumnos, fue Felipe Arancibia. El académico fue uno de los impulsores del Lab, luego de vivir una experiencia similar realizando el programa de TVN “Chile ancho”.

“Fue muy positivo. Esta experiencia les dio a los alumnos una dimensión real de lo que es implementar soluciones en un parque nacional. No es un sendero simple, tiene alta dificultad: lluvia, viento, sol, nieve, el terreno cambia, hay derrumbes. Hubo días en que vivimos las 4 estaciones del año y pudieron constatar las potencialidades del parque”, sostiene.

En esas condiciones extremas el grupo debió organizarse y trabajar en equipo. La gente que iba más lento caminó delante de la caravana, lo que le dio a los más preparados físicamente, la perspectiva de caminar con alguien con movilidad reducida.

“Logramos terminar el recorrido con compañerismo y sin accidentes. Luego de la parte teórica previa y de esta experiencia en terreno, los estudiantes van a ver las posibilidades reales de sus ideas. Fue un trabajo de observación completo: tomaron notas, fotos, videos, hicieron ejercicios de empatía caminando con los ojos vendados. Toda esa información la transformarán en una propuesta”, explica.

Ahora viene una etapa de investigación y una bajada a piso, con prototipos y la información alojada en una página web. La idea es que el proyecto sea escalable a todos los parques nacionales y que se trabaje con Conaf y Senadis.

Finalmente los estudiantes harán una presentación a todos quienes los han asesorado y dejarán la información para que el curso del año próximo tome la posta. “Nuestro interés es que trabajen la realidad, que en 5 años vean los resultados y puedan decir este aporte lo hice yo”, concluyeron los profesores.

 

Compartir