“Filmar permanentemente y egresar con un largometraje es la mejor preparación para enfrentar el mercado laboral”

Juan Correa, cineasta UDD y Gerente de Gestión de ‎Fábula Televisión, habla de algunas de las virtudes de nuestra carrera, como el aprender haciendo y la calidad de los profesores y de la malla académica.

Egresó de Cine UDD como productor ejecutivo del largometraje de egreso Anónimo (2010). Sin embargo, ya desde 2009 Juan Correa era parte de la productora Fábula, donde luego continuó siendo productor ejecutivo de destacadas películas nacionales como “Tony Manero”, “Ulises”, “Post Mortem”, “Joven & alocada”, “El Año del tigre” y “Las niñas Quispe”.

Eso, hasta que en marzo 2015 la productora de los hermanos Pablo y Juan de Dios Larraín abrió un área dedicada exclusivamente a proyectos televisivos y Correa se convirtió en el Gerente de Gestión, impulsando la segunda temporada de “La Vega” (TVN), y actualmente “Se Busca” (CHV), además de otros cuatro programas y una serie de ficción.

-¿De qué manera estudiar en Cine UDD aportó a tu trabajo como productor en Fábula?

-De muchas formas. En primer lugar, el “aprender haciendo”, ya que la experiencia de filmar permanentemente y egresar con un largometraje en el cuerpo, es la mejor preparación para enfrentar el mercado laboral. Luego, el nivel de los profesores, varios de ellos figuras destacadas en el medio, con los cuales he tenido la suerte de trabajar a nivel profesional. Y por último, la malla académica, ya que considero es la mejor del país para quienes quieran especializarse en producción.

-¿Qué lección significativa sacaste de una película como “Anónimo”, que logró llegar a un festival de renombre como San Sebastián (España)?

-Que con un trabajo de estudiantes sí es posible conseguir un resultado de calidad, capaz de competir a la par con realizadores consagrados. Y que a veces los festivales no seleccionan solamente en base al lobby, influencias o contactos, sino que efectivamente revisando los cientos de películas que reciben, aunque éstas provengan de personas desconocidas.

-¿Cuáles son los desafíos de la producción cinematográfica en estos tiempos en que otros soportes han rebasado la clásica sala de cine? 

-Adaptarse o morir. Los hábitos de consumo cambiaron y no hay vuelta atrás. Hay que replantear el modelo de negocios, dado que la tradicional cadena de explotación Sala de Cine / Home Video / TV se fracturó. Algunos eslabones desaparecieron y otros se traslaparon. Hay que pensar más allá, o incluso fuera, de la Sala de Cine. Desarrollar contenidos para otras ventanas o formatos, explorar nuevas formas de narrar. Hoy una web serie o un videojuego pueden ser mucho más rentables que un blockbuster de Hollywood.

-¿Qué le recomendarías a los alumnos que quieren dedicarse a la producción?

-Que estudien inglés hasta ser bilingües. Que se informen constantemente respecto a la industria en que trabajarán: quién es quién, qué se está haciendo, cuáles son las nuevas tendencias, etc. Que trabajen en perfeccionar su expresión oral y escrita: muchas veces los fondos se ganan por una buena redacción en la postulación, o en los mercados se consigue un socio en base a un buen pitch. Que cultiven redes, tanto en Chile como en el extranjero, ya que ésta es una actividad colectiva y que debe apuntar a generar contenidos de alcance global. Que complementen sus conocimientos con otras disciplinas: un buen productor debe saber de leyes, finanzas, historia, etc. Y por último, pero no menos importante, que no se cansen de ver películas y series, ni tampoco de leer.

Compartir