“Esta cinta es reflejo de un nuevo cine con temática LGBTI, uno que muestra la fortaleza para superar el drama”

Ramón Gómez, presidente del Movilh e Iñaki Velásquez, cineasta UDD, conversaron sobre cine y minorías sexuales tras la exhibición de “Una mujer fantástica” en Ciclo de Cine UDD.

“Una mujer fantástica”, película de Sebastián Lelio y candidata al Oscar por Chile, dejó un aplauso cerrado de los asistentes a la última cinta de un nuevo Ciclo de Cine UDD. Y también una interesante conversación con dos invitados que tuvieron mucho que decir.

Esto, gracias a la historia de una mujer transexual (protagonizada por Daniela Vega) que se enfrenta a la muerte repentina de su compañero Orlando (Francisco Reyes), veinte años mayor, y al rechazo de una sociedad que no alcanza a ver el amor delante de sus prejuicios.

Ramón Gómez, presidente del Movilh y del festival de cine del mismo nombre (patrocinado por Cine UDD), e Iñaki Velásquez, cineasta UDD que ha tratado el tema LGBTI en cintas como “Victoria Rosana Maite” y “Niño Transparente”, conversaron con el periodista Rodrigo Alvarado y el público.

-Anoche se exhibió esta película en el Festival de Cine Movilh en Coyhaique. ¿Cómo fue la recepción pensando que el sur de Chile es la zona más conservadora del país?

-Ramón: La mostramos ayer, pero no sé cómo fue la recepción aún. Lo que sé es que esta película ha tenido la oportunidad de estar en muchos festivales con excelente recepción. Si bien tiene un temática que para algunos sectores puede ser polémica, aborda la marginalidad y las dificultades para superarte de una manera universal. La particularidad es que se trata de una persona trans, si abusar del drama.

-¿Hay una diferencia entre esta película y el cine que tradicionalmente se ve en los festivales LGBTI?

-Ramón: Ha habido un cambio en el cine con temática LGBTI en general. Esta cinta es reflejo de ese cambio, porque antes eran dramáticas versión setentera, casi suicida. Aquí se muestra la fuerza de seres humanos que además de vivir el drama tienen la fortaleza para superarlo y son tan personas como el resto. También hubo una etapa de este cien, en los 90, muy idealizada, sin mostrar lo malo de los personajes. Pero lo malo está en la historia no en la orientación sexual.

-Lo negativo en esta película, así como en “Rara” y en “Victoria Rosana Maite” no está en la orientación, por cierto, sino en los prejuicios de las personas y la institucionalidad.

-Ramón: Refleja mucho de lo que sucede en Chile. Ese drama de la absoluta orfandad emocional de no saber qué hacer cuando se muere un ser querido, es muy común cuando le pasa a las personas trans. Siempre decimos que los gays y lesbianas vivimos en un paraíso en comparación a las personas trans. El de Daniela es un personaje muy sometido pero al mismo tiempo muy fuerte. Estas películas están dando cuenta de una realidad más actual.

-Con todo, la realidad de las minorías sexuales en Chile está lejos del paraíso. Iñaki dirigió un corto, basado en un caso real, sobre la expulsión de una niña de un colegio por vivir con su mamá y su pareja mujer.

-Iñaki: Me motiva mostrar realidades distintas y diversas. Creo que aporta mucho más en la lucha contra la homofobia que continuar con los estereotipos. No tood el cine que hago se preocupa de que exista la representación de esa realidad aunque sea un personaje secundario.

-En tu próxima película, “El niño transparente”, actúa precisamente Daniela Vega. Estamos hablando de alguien que podría estar nominada al Oscar. ¿Miedo o alegría?

-Iñaki: Ambas. La contratamos después de “La mujer fantástica”.- Lo que le gustó de nuestro proyecto es la forma del relato, que no es lo típico. De hecho su personaje no es trans sino que es cisgénero. Darle n personaje trans era facilista. Yo creo que estará nominada al Oscar, porque hoy la acaban de nominar a un Independent Spirit Awards, antesala de los Globos de Oro y del Oscar. Yo creo que estará nominada.

-Estudiante: ¿Cuál es el consejo para hacer este tipo de temáticas en el cine?

-Iñaki: Mi consejo es que veas mucho cine chileno, de cualquier tipo, y lo otro es que busques experiencias propias o cercanas. Los cineastas tienen la capacidad de alimentarse de cosas que los mueven y también de la vida real. No puedes estar desconectado de tu película. Lelio llevaba el 80% del guión y no había hablado con ninguna persona trans, le dijeron que hablara con Dani Vega y cambió el guión: era consultora de guión y terminó siendo protagonista.

-Ramón: Lo primero es perder el miedo al encasillamiento. He visto a muchos cineastas dudar de realizar cine con estas temáticas por ese miedo. Lo segundo es mirar lo que existe para poder mostrarla, porque es muy difícil que este tipo de películas entren al circuito comercial. Busquen propuestas novedosas, esta película tiene eso: también hay un tabú sobre la edad de la pareja, mostrar la belleza del cuerpo trans, una estética muy arriesgada.

Compartir