Marcas que no se callan y desafían el Covid 19

Sebastien Leroux, experto en marcas y profesor del Magíster en Comunicación Estratégica, Marketing y Negocios de la UDD, analizó cómo ha sido el comportamiento de las marcas en nuestro país frente a la pandemia y los desafíos que tienen por delante.

“Estamos en un momento inundado de solidaridad, empatía y reflexión, todos estamos enfocados en un mismo problema, que es la pandemia mundial”, explica Sebastien Leroux, Director Ejecutivo de FutureBrand Chile y profesor de Gestión y Desarrollo de Marca del MCEMN de la Facultad de Comunicaciones UDD. En su opinión, hoy las marcas no pueden quedarse calladas frente a lo que está ocurriendo, los consumidores les exigen un rol activo que involucra compromiso, adaptación y colaboración. “Quedarse callado implica una pérdida de espacio en la mente y el corazón de nuestros consumidores”, resalta el profesional.

Leroux divide las marcas en tres categorías: las odiadas (por cómo se comportan), las correctas (no se diferencian) y las recordadas, que son aquellas que realizan acciones concretas poniendo su conocimiento a favor del problema. Por ejemplo, el caso de L’Oreal, que empezó a producir alcohol gel en sus laboratorios para ayudar en la prevención del coronavirus.

“Es importante que en estos tiempos las marcas cuiden su reputación, que es la suma de lo que prometen versus su desempeño”, señala Leroux. También insiste en la importancia de no sobreprometer, de ser consecuentes con lo que podemos hacer.

De los hechos que han ocurrido con las marcas y la pandemia destaca:

  • El 30% de las personas han dejado de consumir marcas que creen que no están haciendo lo correcto durante la crisis.
  • El 30% ha convencido a otras personas para dejar de utilizar una marca que no estaba actuando correctamente o no ha demostrado la empatía suficiente.
  • El 43% condena a aquellas marcas que hacen uso del coronavirus para colocarse a sí mismas bajo los focos.
  • El 71% admite que una marca perdería completamente la confianza si en una situación como ésta es profit-first.
  • El 30% consume una nueva marca por su capacidad de innovación o sensibilidad que ésta muestra en sus comunicaciones.
  • El 89% aprueba fuertemente que las marcas brinden información para lidiar con la situación.

“Las marcas que deciden comunicar de manera activa proyectan sobre sus consumidores la imagen de una corporación estable. La estrategia que las marcas implementen durante la crisis, y su coherencia con su posicionamiento, definirá su salud y sostenibilidad”, resalta Leroux.

Para finalizar su exposición, el profesional llamó a no pensar solo en lo que está pasando hoy sino también en lo que viene después.