Filme de cineasta UDD tendrá su premier mundial en Festival de Cine de Valdivia

Cortometraje “Carta al interior de una botella”, del director y cineasta UDD Renato Pérez, fue anunciado como parte de la Selección Oficial Cortometraje Latinoamericano.

 cineasta UDD

Una carta escrita en 1929, escondida entre los muros de adobe de una casa de campo, y la filmación de paisajes a un costado de la carretera que conecta dos ciudades de Chile en el 2018, se unen en “Carta al interior de una botella”, como dos intentos por dejar registro de lo que habitualmente pasamos por alto y olvidamos.

El cortometraje, dirigido entre febrero y marzo del 2018 por Renato Pérez, cineasta UDD y director del largometraje “Anónimo” (2010), fue anunciado como parte  Selección Oficial Cortometraje Latinoamericano del prestigioso Festival Internacional de Cine de Valdivia.

En este trabajo convergen los nombres de esos obreros que volvieron a poner en pie una casona derrumbada durante el terremoto de 1928 y los lugares, ya sea en estado de abandono o con una actividad casi imperceptible para nosotros, en los que rara vez fijamos nuestra atención, y que bordean un espacio de transito como la carretera. El olvido y la fugacidad es lo que une estos dos rieles”, explica Renato desde Berlín, donde reside desde hace algunos años.

En “Carta al interior de una botella”, el montaje de las imágenes sigue el orden geográfico de un recorrido desde Curicó a Santiago, mientras que la carta se reproduce en su totalidad. Según Renato, “los momentos de correspondencia que surgen entre ambos elementos van involucrando al espectador, apelando a la sensación satisfactoria de dar un orden a las cosas, otorgar significado, presenciar el encuentro entre dos mundos aparentemente no relacionados”.

Ésta fue la primera vez que el director trabajó con un texto, casi similar a una voz en off. “El texto y la imagen se comunican más allá de sus temáticas en común, al estar en directa asociación visual: una frase junto a una imagen, en un momento dado, interactúan en el presente y generan significado por lo que son en sí mismas y por lo que representan para nosotros como espectadores, fuera del contexto general de la carta o del recorrido por la carretera”, cuenta.

-¿Cómo fue el proceso de filmación?

-El cortometraje lo hice con mi padre, quien recorrió mucho esa área trabajando como agrónomo toda su vida en la zona. Y recibí también ayuda de amigos con comentarios y apreciaciones en la etapa de montaje, realizada con Camila Mercadal (montajista del largometraje UDD “Volantín Cortao”). Diego Ayala, también ex alumno UDD, me regaló una lata de cine Fuji en la que filmé la película. La universidad me prestó una cámara de 16mm y una maleta de lentes con total libertad para trabajar con calma desde Curicó recorriendo la carretera. El montaje

-¿Qué significa que este corto haya sido seleccionado en Valdivia, festival que acogió también la premier de tu primer largometraje, “Anónimo”? 

-Regresar a Valdivia me pone muy contento, es un festival al que siempre intento ir como público porque se descubren cosas nuevas. Es un festival que exige un público activo y eso se refleja también en los encuentros que se generan.

Compartir