Hero Image

Noticias

El discurso de Marcelo Ferrari en Proyecta Cine UDD

udd2

En 2006, hace ya 10 años, nació la Carrera de Cine UDD… Y desde sus inicios entendimos que nuestra misión era aportar al desarrollo de la industria cinematográfica nacional, formando profesionales de excelencia, cuyo entendimiento del Cine y la Ficción Televisiva fuese el de una herramienta de observación crítica y transformadora de la realidad… pero además, entendimos que Chile necesitaba cineastas inspirados por la creatividad, la innovación y el emprendimiento, de modo de formar generaciones que renueven el Cine Chileno en el futuro.

En esta década, nuestra cinematografía en particular y la industria audiovisual en general, se han desarrollado de manera exponencial, creciendo en números y en calidad. No por nada en los principales festivales de cine del mundo se menciona sin ambigüedades a nuestra cinematografía como la más interesante de américa latina.

Siendo Chile un mercado pequeño, no podemos desconocer que nuestro sector tiene numerosos desafíos y complejidades, tanto en el ámbito del financiamiento de la producción, la distribución más allá de nuestras fronteras, o respecto de la convocatoria de público para nuestra cinematografía… pero si miramos estos años con una perspectiva amplia, veremos que los logros son evidentes.

Revisemos algunas cifras:

La asistencia total a salas de cine en Chile, creció de 11 millones 400 mil personas en 2003, a 21 millones 200 mil en 2013, a pesar de la irrupción de las nuevas plataformas digitales. Y la asistencia a salas para ver cine chileno creció sustantivamente de 157 mil espectadores en el año 2000, a 2 millones 500 mil personas en 2012. Por tanto, la participación del cine nacional en la taquilla total creció de un tímido 1,69 % en el año 2000, al 12,6 % en 2012, compitiendo frente a la gran y eficiente maquinaria del cine norteamericano.

En cantidad de largometrajes producidos anualmente, tanto ficción como documental, muestras un aumento sustantivo, pasando de sólo 8 filmes en 2002, a 31 largometrajes en 2013.

Este crecimiento y dinamismo se explica por varios factores:

En primer lugar, el Estado decidió apoyar la industria, generando una sólida Institucionalidad Cultural-Audiovisual, la que incluye importantes Fondos de Fomento.

El Fondo Audiovisual por ejemplo, aumentó su aporte de 1.200 millones de pesos en 2005, a 4.900 millones en 2012. Diversificando sus apoyos a distintas etapas y actividades del que hacer audiovisual, desde la producción, a las distribución, la comercialización, el marketing, realización de festivales, formación de públicos, especialización de profesionales, entre muchas otras.

Por su parte, la Corporación de Fomento a la Industria, CORFO, ha sido clave en el impulso generador de proyectos a través de su programa de Desarrollo de Cine y Televisión, apoyando las etapas tempranas de gestación de los proyectos.

En cifras, Corfo Cine aumentó sus aportes a la industria de 203 millones en 2001, a mil millones en 2012.

Por su parte, el CNTV y su Fondo de Fomento ha permitido la producción de cientos de valiosísmos programas televisivos de alta calidad, impulsando la existencia de contenidos culturales y –a la vez- generando una intensa actividad económica en el sector de producción independiente, como “Los Ochenta”, “Ecos del Desierto”, “El Reemplazante”, “Sitiados” para la gigante señal FOX, “31 Minutos”, y años atrás con orgullo puedo mencionar a “Sub-Terra”, entre muchísimas otras.

Su aporte económico se ha incrementado sustantivamente, de 970 millones de pesos en 2005 a 3.750 millones en 2013.

En paralelo a esta actividad de fomento a la producción, la Dirección de Apoyo a la Difusión Audiovisual en el Exterior (DIRAC), dependiente del     Min. RREE, ha apoyado sostenidamente la presencia de nuestra producción y sus realizadores en todo el mundo.

El aporte privado a esta industria ha comenzado también a sumarse en los últimos años. La propia Corfo y el FA hace ya años incluyen un necesario aporte privado de al menos un 30% a todo proyecto para poder postular a Fondos Concursables. Además, un número importante de largometrajes comienzan a ser producidos íntegramente con financiamiento privado;

Todo lo anterior es parte de un enorme dinamismo de la Industria Audiovisual, que para muchos es sorprendente e inesperado. Es así como en 2014 las Industrias Culturales-Creativas, representaron nada menos que el 1,6% del PIB (producto interno bruto), superando incluso a sectores tradicionales como la Pesca (con un 0,8%) y la Agricultura (con un XX%).

De esta cifra, el Audiovisual representa el 38% y las demás actividades creativas-culturales un 62%.

Esta significativa participación de un 1,6% del PIB, visibiliza el valioso aporte económico país del sector. Y además muestra un gran potencial de crecimiento, al ver que el mismo indicador en Europa es de 4,5%, y para no irnos tan lejos, en Ecuador es del 5,0%, en Argentina del 3,5% y en Colombia un 3,4%.

Este dinamismo se refleja también en el 14% de crecimiento que mostró la industria cultural-creativa entre 2009 y 2014.

En paralelo, el explosivo desarrollo de nuevas plataformas digitales, como internet, tv-cable y tv-pago, con fenómenos como Netflix, los dispositivos móviles, la transmedia e interactividad, exigen cada día más y más producción y variedad de formatos y contenidos.

Consecuencialmente con este proceso, en los últimos años se ha incrementado y consolidado la formación profesional universitaria y técnica de Cineastas, Realizadores y Técnicos Audiovisuales. En el año 2000, sólo existían 3 carreras audiovisuales en Institutos Profesionales y CFT.

Sólo entre 2003 y 2005 aparecieron en el oferta educativa 4 carreras universitarias, en la UC, la UCH, la U. Mayor y la UDD. Hoy, 18 instituciones de educación superior ofrecen 29 carreras de formación cinematográfica o audiovisual.

El primer Oscar chileno, al precioso corto animado “Historia de un Oso”, la destacada presencia del largometraje “NO” en la competencia del Oscar a la mejor película extranjera; los numerosos premios internacionales logrados por jóvenes cineastas, entre ellos varios alumnos de Cine UDD con sus largometrajes de egreso… son muestras sólidas de un momento expectante para nuestro medio.

Es en este contexto, y coherentes con el espíritu de la Universidad del Desarrollo, es que hoy damos vida a PROYECTA, la primera “Aceleradora de Sueños” del medio audiovisual joven en Chile.

Se trata de un área destinada especialmente a estimular y asesorar el desarrollo y la concreción de proyectos audiovisuales entre las  nuevas generaciones de cineastas chilenos, tanto ex alumnos de nuestra carrera como de otras universidades.

El objetivo es entregarles colaboración directa para que –por un lado- desarrollen, produzcan y distribuyan sus obras audiovisuales de los más diversos formatos, y por otro, apoyar la generación de emprendimientos de negocios en las diversas áreas y plataformas del audiovisual. Talleres formativos de gestión, instancias de trabajo colaborativo, asesoría y acompañamiento en formulación y postulación de proyectos, apoyo en desarrollo de modelos de negocio, apoyo en el levantamiento fondos gubernamentales nacionales e internacionales, como también en el mundo privado, serán algunas de las áreas de trabajo.

En una primera etapa, PROYECTA abrirá sus puertas y saldrá al encuentro de titulados de Cine UDD y también de los cineastas jóvenes que impulsan proyectos en asociación con nuestros ex alumnos.

En una segunda etapa, esta Aceleradora de Sueños buscará acoger no sólo a profesionales del cine, sino que recogerá ideas e iniciativas de cualquier joven profesional que busca emprender proyectos en lo Audiovisual. Diseñadores, Publicistas, Ingenieros Comerciales o Civiles… es decir, todos quienes anhelen concretar ideas en el ámbito televisivo-cinematográfico-audiovisual, serán muy bienvenidos.

Y porque soñar es la base de esta iniciativa, PROYECTA vislumbra en su horizonte más largo plazo, transformarse en un espacio de apoyo y co-gestion de todas las Industrias Creativas.

Para diseñar y cautelar sus lineamientos fundamentales, PROYECTA contará con un Consejo Estratégico, integrado por la Vice-Rectoría de Innovación y Desarrollo, el Decanato de la Facultad de Comunicaciones y la Dirección de la Carrera de Cine. En la gestión operativa, PROYECTA contará con una Secretaría Ejecutiva, y dos grupos de Mentores. El Cuerpo de Mentores Expertos se compone de destacados profesores de la Carrera, profesionales de las distintas áreas de la industria audiovisual. Y el Cuerpo de Mentores Jóvenes Profesionales, compuesto por titulados Cine UDD. Por su parte, la Vice Rectoría de Innovación y Desarrollo brindará apoyos en modelamiento y gestión de negocios.

A través de un simple proceso de postulación y selección, recibiremos los proyectos en sus distintas etapas de desarrollo, para iniciar el acompañamiento y posibilitar que más y más jóvenes concreten sus sueños, se incorporen a la industria, generen nuevos e innovadores emprendimientos… de modo de enriquecer con sabia nueva la creación cinematográfica y televisiva nacional.

MARCELO FERRARI

En línea. ¿Tienes dudas?
Pregúntale al equipo de la carrera
¿Con qué sede quieres conversar?
¿Con qué sede quieres conversar?