Celebración y conmemoración del Día Nacional del Cine

Columna de Marcelo Ferrari, director de Cine UDD, por el Día Nacional del Cine celebrado el 29 de noviembre.

Día Nacional del Cine

Acabamos de conmemorar el Día Nacional del Cine, con certeza, en el mejor momento de nuestra historia filmográfica, con la consagración definitiva en el mundo gracias al Oscar que este año recibió “Una mujer fantástica” como Mejor Película Extranjera y que se suma a la estatuilla de “Historia de un oso” hace unos años y a los cientos de premios en los mejores festivales que han posicionado a nuestro cine en la primera línea de los festivales del orbe.

En estos momentos el Cine Chileno es nuestra mejor tarjeta de presentación a nivel internacional, como imagen país. Y al mismo tiempo se van insertando nuevas generaciones de jóvenes formados a un alto nivel en escuelas universitarias privadas y estatales, potenciando el prestigio social para el rol de cineasta como artista audiovisual.

Para nosotros, como gremio, también fue un paso importante la entrada en vigencia, el año pasado, la ley “Ricardo Larraín”, con la que se creó un nuevo marco de derechos morales y patrimoniales de los autores e intérpretes de obras audiovisuales. Tuvieron que pasar quince años, para que, por ejemplo, directores y guionistas tengamos el derecho de recibir un pago por cada repetición de nuestras obras.

Tanto el cine de ficción como el documental en Chile se entienden, en diferentes grados, desde la necesidad de mirar críticamente nuestra sociedad y desde la posibilidad de convertirse en agente de cambio. Somos una industria aún en desarrollo, pero con un capital fecundo en temáticas y miradas, unido por su calidad y la convicción de que el cine es una herramienta de transformación social.

El cine chileno puede celebrarse a sí mismo por todos estos avances, pero estaría incompleto sin su conciencia de constituirse como un espacio de reflexión, memoria e identidad. Es cosa de recordar por qué conmemoramos el Día del Cine Chileno este día, en homenaje a Carmen Bueno y Jorge Müller, cineastas detenidos y desaparecidos por la dictadura el 29 de noviembre de 1974.

Compartir