Alumna de quinto año cuenta su experiencia en el extranjero

Alumna de quinto año cuenta su experiencia en el extranjero

Camila lleva tres meses en Madrid, España, realizando un intercambio académico en la Universidad San Pablo. Revisa aquí su testimonio.

cami princiopañ

“Estudiar en el extranjero es una decisión que se toma con un valor incalculable, asumiendo que vivir lo que esto significa, es marcar de manera trascendental mi vida y mi capacidad de adquirir una visión y perspectiva diferente del mundo. Soy una convencida de que, a pesar de estar estudiando en una de las mejores escuelas de comunicaciones de España, la experiencia no se cierra sólo a impulsar mi desarrollo académico y profesional, sino que tiene que ver también con el aspecto personal. Aprender a vivir lejos de los seres amados, es el riesgo más difícil que pude haber corrido en mis 24 años y no me arrepiento ni un solo segundo.

Es sorprendente estar viviendo en Madrid hace ya tres meses y ni siquiera notarlo. Es tremendo darte cuenta de que alrededor tuyo está la historia universal que te contaron desde niño y que puedes conocerla tomando un avión, un tren, un bus. Lograr comprenderlo, adjudicarte esa responsabilidad es maravilloso.

Se entiende de inmediato que cuando viajas a “crecer” al otro lado del planeta, la idea es transformarte en el ser integral que tanto necesita el mercado laboral actual. Este reto de estudiar en el extranjero trae consigo un millar de resultados gratos a la hora de partir.

Estar aquí, vivir la experiencia, hace que te des cuenta de lo valioso que eres. De lo valiosa que es la educación que te dieron en tu país, de las capacidades que estaban descansando, aburridas de siempre lo mismo. Es aquí donde, por fin, entiendes el valor de tu carrera, de tu esfuerzo, de tu tiempo y de tus ganas.

Estoy tremendamente feliz y agradecida de la oportunidad. Tremendamente agradecida de la infinita generosidad y sacrificio de mi madre, que con dolor me vio partir el 18 de enero con la esperanza de volver a verme pronto y, por supuesto, de mi querida Facultad de Comunicaciones en Concepción, que confiaron en mí para que los representara de la mejor manera aquí en Madrid.

¡Nos vemos pronto!”

Camila Navarro Martínez

Compartir