Periodismo UDD recuerda el 11 de Septiembre de 1973

Los ex Ministros Secretarios Generales de Gobierno, Francisco Javier Cuadra y Osvaldo Puccio, se refirieron al momento histórico que dividió profundamente a Chile.

El 11 de septiembre de 1973, Chile vivió uno de los momentos más relevantes de su historia: el Golpe Militar que dividió al país en dos. A 39 años de esa profunda ruptura, dos políticos cuyas vidas cambiaron radicalmente con la llegada de los militares, compartieron con los alumnos de la UDD sus respectivas vivencias.

En un foro moderado por la historiadora Patricia Arancibia, los ex Ministros Secretarios Generales de Gobierno, Francisco Javier Cuadra (Gobierno Militar) y Osvaldo Puccio (Gobierno de Ricardo Lagos) recordaron cómo vivieron el 11 de septiembre de 1973 y sus consecuencias.

Ante una sala repleta de alumnos, Francisco Javier Cuadra, militante de Renovación Nacional, contó cómo llegó a los 30 años a La Moneda como Ministro Secretario General de Gobierno (1984 – 1987), convirtiéndose en uno de los hombres de confianza del general Augusto Pinochet. Cuadra aclara que “el bombardeo a La Moneda fue inevitable. La destrucción parcial del palacio de gobierno era la etapa final de un proceso largo de violencia, que empezó en los años 60”. Según él, no sólo la crisis económica ni el desabastecimiento explican el 11 de septiembre de 1973: “la ciudad de Santiago estaba dividida entre el centro y la periferia, donde había muchísima violencia producto del descontento por la falta de desarrollo igualitario”.

También, el ex embajador en el Vaticano se refirió a la figura de Pinochet. “Era un jefe óptimo, daba toda la libertad para trabajar. Asumió el control del país a los 58 años, fue aprendiendo a hacer política dentro de la Junta. Era evidente la contradicción que sentía ante su papel como figura pública y persona privada.  Fue determinante el atentado fallido que sufrió, éste lo hizo tener una visión más personalista de su papel político”.

También Cuadra reveló que fue la única persona que le hizo saber al general Pinochet que iba a perder el plebiscito del 88.

Por su parte, Osvaldo Puccio, militante del Partido Socialista, ese 11 de septiembre fue detenido encontrándose en La Moneda junto a su padre al momento de caer la primera bomba. Fue enviado durante siete meses a la Isla Dawson, donde “me torturaron y condenaron a muerte”. Tenía 21 años. “Recuerdo a Salvador Allende, quien tenía una fuerte relación con la envergadura de la función que cumplía como Presidente. Su suicidio se explica porque para él, el cargo implicaba una vinculación vital. El Golpe acababa con la institucionalidad del cargo y él debía desaparecer”.

Puccio fue Ministro Secretario General de Gobierno de Ricardo Lagos entre los años 2005 y 2006. Hoy declara estar reconciliado con sus años de detenido, para él, “el quedarse pegado en la persona que te infirió el daño es para ésta una victoria definitiva. Los rencores y odios son un tema privado”. En su opinión, “Pinochet no tenía la estatura moral para ser jefe de un Estado como Chile, a él le cayó un cuento encima”.

Patricia Arancibia, quien moderó el foro en la UDD, es historiadora. En su programa de televisión “Cita con la Historia”, ha entrevistado a decenas de personalidades del acontecer nacional.

Compartir