Editor de Revista Sábado en la UDD

Gazi Jalil Figueroa dialogó con alumnos de Periodismo y comentó algunos secretos del periodismo narrativo.

Temas de excelencia, “bien reporteados y bien escritos” es, según Gazi Jalil Figueroa, la regla para lograr un buen producto en materia de género intepretativo. El periodista y editor de Revista Sábado de El Mercurio, se reunió con estudiantes de Periodismo de la UDD para abordar esta y otras materias de la profesión.

El periodista comentó que una vez que se combinan un buen reporteo y belleza narrativa, se puede obtener un trabajo de buena calidad. “Como editor más que corregir la redacción de los temas, trabajo con las sensaciones. Los textos que me emocionan son los que más me importan” afirmó.

Jalil es además autor del reportaje “El Puzzle de Hans Pozo”,  investigación por la que  fue distinguido con el Premio “Pobre el que no cambia la mirada”, del Hogar de Cristo y la Fundación para la Superación de la Pobreza. Sobre su experiencia con este reportaje y otros que ha escrito, opinó que el aporte se da en buscar un enfoque diferente a un tema que ya ha aparecido en la prensa. 

Por ello, dijo que es importante desarrollar el ojo periodístico, “para contar cosas cotidianas de manera interesante. Estoy convencido que las historias están  en todas partes, incluso las personas con las que nos enfrentamos cada día, deben tener una historia interesante que contar”.

Jalil explicó también que en periodismo narrativo es fundamental el enfoque humano que se le dé a las historias, “porque todo de lo que escribimos, una persona, una calle, una habitación, debe ser un personaje”. Junto con ello, desafió a las nuevas generaciones de comunicadores a aprender a ser periodistas desde la práctica y a “dudar, dudar y dudar” antes de abordar un tema.

Compartir