La fotografía detrás del lente de Tomás Munita

El destacado fotógrafo del New York Times y La Tercera dictó una clase magistral a los alumnos de Periodismo.

 

“Mi compromiso es ser un puente que acerque y comprometa a las personas con lo que se está fotografiando”.  Así define su trabajo el reconocido fotógrafo del New York Times, Tomás Munita, quien ha recibido premios como el del Centro Internacional de Fotografía de Nueva York; el Leica Oskar Barnack; el World Press Photo; el Picture Store POY (Pictures of the Year), entre muchos otros.

Munita (36) se reunió con los alumnos de Periodismo para contarles sobre su impresionante trayectoria como fotógrafo, la que incluye trabajos para el New York Times, la Revista Time, la Agencia AP, la revista GEO, entre numerosos medios internacionales.

Luego de estudiar fotografía en el Instituto Arcos, Munita trabajó para La Tercera y El Metropolitano. “Trabajar para un diario es la mejor escuela, ya que día a día enfrentas situaciones distintas, que te van probando y enseñando”, dijo. Luego trabajó para la Agencia AP, donde lo enviaron como corresponsal a Panamá, desde donde le tocó cubrir varios países de Centroamérica.

El año 2002 viajó a Afganistán, luego de la invasión norteamericana. “Esa fue mi primera visita a Asia, lugar que impacta ya que es como viajar dos mil años atrás en la historia”, contó.

Tanto le gustó esa experiencia que renunció un tiempo a la agencia y se instaló en la India, donde vivió entre nómades. Luego regresó a Afganistán, nuevamente como corresponsal para AP. Tomó miles de fotos a los talibanes, intentando “mostrar que son personas normales, que comparten muchos de nuestros valores”, explicó.

Impactante fue también su experiencia en Pakistán, donde le tocó cubrir el terremoto que dejó 80 mil muertos. “En una tragedia de esa envergadura te vuelves invisible” respondió ante la pregunta de cómo enfrenta el dolor de los fotografiados.

“La buena foto hay que ir a buscarla al lugar que sabes que te va a dar una buena imagen”, señaló, indicando que para cada fotografía realiza cientos de tomas, preocupado siempre de la luz y otros detalles.

En Chile se radicó el año 2008, luego de estar dos años viajando por India. El hecho de tener niños pequeños lo obligó de cierta manera a regresar.

Munita es crítico del trabajo fotográfico que se realiza en nuestro país: “los editores exigen fotos producidas, muy posadas y poco naturales”, dijo, refiriéndose a las fotos que tomó de Felpe Bulnes dentro de la cárcel, para La Tercera.

Como fotógrafo del New York Times, Munita viaja permanentemente por el mundo visitando innumerables lugares y cubriendo infinitos temas.

Actualmente está terminando un libro sobre la agonía del Río Loa, proyecto que desarrolló gracias a un premio Fondart.

“Quiero que a través de mi trabajo se sepan cosas”, terminó diciendo a los alumnos de la UDD.

Compartir