Así fue el rodaje del largometraje de egreso 2018 de Cine UDD

“La última frontera”, película dirigida por Andrés Opaso y Fernanda Abarca, y protagonizada por Francisca Walker y Mario Horton, terminó su rodaje y entró de lleno al proceso de montaje.

La historia de Sandra Alarma, una estudiante de teatro que pasó del MIR a ser agente del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea y a quien el destino, años más tarde, puso frente a sus víctimas como maquilladora en producciones publicitarias, inspiró la película “La última frontera”.

Sin embargo, el largo de egreso 2018 de Cine UDD, dirigido por Andrés Opaso y Fernanda Abarca, y protagonizada por Francisca Walker, Mario Horton, Camilo Carmona, Daniel Candia y Francisco Ossa, construyó un personaje que reúne también parte de la historia de otras militantes de izquierda quebradas por la tortura y quienes terminaron siendo férreas colaboradoras de los aparatos de represión y exterminio de la dictadura.

“El filme está completamente focalizado en ella, siempre estamos mirando desde sus ojos, desde el tratamiento de cámara que refleja el estado mental de un personaje quien tiene una doble vida como agente de los servicios represivos de la dictadura y como parte del mundo de la publicidad”, explica el cineasta.

Fueron 30 jornadas de rodaje que incluyeron diferentes locaciones de Santiago, desde Farellones hasta barrios tradicionales y el ex Hospital San José. Todo un desafío de arte y producción para una cinta que retrata una época oscura de nuestra historia.

Fernanda Abarca, codirectora del filme, cuenta que el plan de rodaje se cumplió a cabalidad aunque no sin sobresaltos. “El material está muy bueno. Tuvimos algunos inconvenientes y tuvimos que extender dos días el rodaje. Nos tocó tormenta en la montaña y en el Hospital San José se nos descontroló un drone y se echó a perder un generador”.

¿Cómo funcionaron como equipo? “Bien. Como equipo pasamos una pre muy dura. Se formó un grupo de apoyo, cuando alguien tenía un problema con un cargo, todos ayudábamos. Si no nos adaptábamos a las circunstancias cambiantes no iba a haber película. Nos enfocamos en las soluciones, no en los problemas”, concluye la dupla de directores.

FOTOS: Matías Torres

Compartir